Un cuarto de siglo llevan dirigentes del PT viviendo de recursos públicos.

21.08.2017 11:24

Partidos como el PT se han convertido en excelentes franquicias y negocios personales para exprimir todos los recursos públicos habidos y por haber.

Un lamentable caso se tiene en San Luis Potosí, donde dos de sus eternos dirigentes llevan viviendo de recursos públicos 27 años José Belmárez y 23 años Mauricio Rosales respectivamente.

Según en portal de transparencia del PT en #SLP muestra que José Belmarez ha estado desde el 10 de diciembre de 1990 disfrutando de los recursos públicos como Comisionado Político Nacional de ese partido en el estado.
http://www.cegaipslp.org.mx/…/$File/17.+JOSE+BELMAREZ+HERRE…

Por su parte, Mauricio Rosales aparece desde el mes de diciembre de 1994 como Coordinador Estatal del Partido del Trabajo.
http://www.cegaipslp.org.mx/…/2.+MAURICIO+ROSALES+CASTILLO.…

En ambos currículos dejan claro como en un cuarto de siglo siempre han vivido de recursos públicos como dos auténticos parásitos. Dicen pertenecer al Partido del Trabajo pero llevan años sin trabajar, todo lo que reciben es a costa del bolsillo de la ciudadanía. Lo más descarado es que según el mismo portal de transparencia indica que no reciben como tal un sueldo más sin embargo si cuenta con apoyo de reembolso de sus gastos y viáticos, además de comprar camionetas de lujo y darse la vida de reyes disfrutando de comilonas en restaurantes donde en su solo mes han gastado hasta 18 mil pesos.

José Belmárez ya fue diputado plurinominal en tiempos de Marcelo De Los Santos al cual le aprobó como legislador el terrible crédito de los 1,500 millones de pesos y actualmente se volvió a autodesignar como diputado local donde goza de un sueldo superior a los 82 mil pesos.

Mauricio Rosales ya fue Regidor en Soledad de Graciano Sánchez y ahora es Regidor del Ayuntamiento de la capital de San Luis Potosí con un sueldo superior a los 52 mil pesos.

Claramente y con total cinismo en sus respectivos currículos señalan que su experencia es solamente política, claro porque esta gente no sabe trabajar ni hacer otra cosa que vivir de la política.