Colaboraciones

¿Un Gobierno sin rumbo?

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”

Albert Einstein  

 

Por :  Gustavo G. Rosales López

 

Estamos a más de un mes de mes de haber iniciado el 2014, a la fecha el Ejecutivo Estatal no  ha dado a conocer cuál será su agenda de gobierno para el referido período; a los potosinos nos interesa conocer si nuestras prioridades coinciden con los diversos programas o acciones de gobierno, que la problemática que vivimos el día a día recibirá respuesta o atención por parte del Gobierno Estatal.

Que son y cómo se forman las agendas: para entender sobre este tema reproduciré lo publicado en un documento de trabajo del Centro de Investigación y Docencia Económicas, A.C. (CIDE), por las investigadoras: Ma. Amparo Casar y Claudia Maldonado, Formación de agenda y procesos de toma de decisiones: una aproximación desde la ciencia política.

“Una agenda no es más que el conjunto de cosas que han de ser llevadas a cabo, que se procurarán, se intentarán, cosas en las que se pondrá empeño”.

“La agenda pública está definida por el conjunto de temas que la ciudadanía y distintos grupos de la sociedad buscan posicionar para ser considerados como susceptibles de atención por parte de sus representantes” (“El ejemplo clásico de lo que se considera agenda pública en los estudios de opinión es la respuesta ciudadana a cuál es el problema que considera más importante en ese momento”).

“Por su parte la agenda política está constituida por el conjunto de temas que alcanzan prioridad en el debate y la acción de aquellos actores políticos que por su por su posición – esto es, por sus recursos, facultades y poder – tienen capacidad para impulsarlas”.

“Finalmente la agenda gubernamental es el conjunto de prioridades que un gobierno constituido plantea a manera de proyecto y que busca materializar a lo largo de su mandato”.

“Como es evidente cada una de éstas tiene objetivos, actores, reglas de procesamiento y temporalidades distintas aunque la interacción entre ellas siempre está presente”.

 

El objetivo de este documento no es describir todos los temas que son de interés de los potosinos, que dadas las características de nuestra Entidad, son muchos y variados. De acuerdo al Índice de marginación por entidad federativa y municipio 2010, publicado por el Consejo Nacional de Población, el Estado ocupa el lugar 7 de 8 con grado de marginación alto.

En un documento, divulgado recientemente por la consultora Aregional; señala que “el gasto en infraestructura en San Luis Potosí es insuficiente y depende en su mayor parte de la Federación”. En el listado, la entidad potosina apenas logró 13.7 puntos de cien posibles. Sólo pudo superar a Chiapas, que se quedó con diez puntos.

Nuestro Estado quedó lejos de la media nacional, que fue de 51 puntos. Ambos datos indican que los rezagos y retos a superar son grandes.

Aplicando la metodología que define la agenda pública, el tema considerado como prioritario por parte de la ciudadanía es: la inseguridad. Lo anterior de acuerdo a lo siguiente.

En el reporte de Consulta Mitofsky, San Luis Potosí, evaluando a su gobierno; divulgado en mayo de 2013, señala lo siguiente:

“Al igual que pasa en la mayoría de los estados del país, los ciudadanos de San Luis Potosí piensan que la “inseguridad” es el principal problema (35%) pero ponen en segundo lugar “desempleo” con 20%, condición que no ocurre a nivel nacional.”

“Cuando se agrupan los problemas por tipo económico y de seguridad se observa que en San Luis Potosí los ciudadanos expresan ligeramente más preocupación por asuntos de seguridad.”

 

Por su parte el INEGI, en la encuesta Principales Resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2013, coinciden con lo señalado anteriormente al mostrar como tema de mayor preocupación el de la inseguridad, seguido del desempleo.

“El propósito de esta encuesta es dar a conocer a la sociedad en general la información obtenida sobre la percepción sobre seguridad pública y proporcionar elementos para la toma de decisiones de política pública en esta materia”

Asimismo, el tema de la violencia y la inseguridad vuelven a ocupar los titulares de la prensa nacional, tanto escrita como de los noticieros radiofónicos y televisivos. Inclusive llega al Foro Económico de Davos 2014, al cuestionársele durante su participación al Presidente Peña Nieto, sobre la inseguridad en el país. Como diría Federico Reyes Heroles, “la terca realidad se impone”.

 

También vemos en algunos medios impresos locales noticias de: robos, ejecutados, levantados y violaciones a los derechos humanos por parte de los cuerpos de seguridad estatales y municipales.

 Por otra parte, un ejemplo de la apatía e indiferencia por parte de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, lo vemos en la implementación del nuevo modelo de justicia penal; con el retraso en la construcción de las salas que se requieren para los juicios orales, la actualización del marco jurídico estatal y las resistencias de algunos jueces y magistrados.

En el transcurso de la gestión estatal, hemos visto un gobierno reactivo más que proactivo; que responde al problema de la violencia e inseguridad pretendiendo negarla u ocultarla. Esperando que el gobierno federal le venga a resolver el problema. ¿Cómo sociedad civil cuanto tiempo estaremos dispuestos a tolerarlo?